Seguidores

Noticias

Loading...

martes, 24 de noviembre de 2015

Amiga



Amiga, gracias por el sol de tu amistad.

Hay quienes descienden al Seol sin conocer un solo amigo verdadero.

Pero la bondad infinita del Creador me ha permitido conocerte.

La vida es vida porque te he conocido.

Porque me cuentas tus cosas.

Me confías tus tesoros.

Me haces llorar.

Quiero que me hagas llorar…

                                            … como ayer.

Quiero que me abraces…

                                       …con tus brazos de nieve.

Con tu beso de luz…

Amiga, contágiame tu voluntad de hierro.

Amiga, sé que no puedes correr, pero puedes volar.

¡Ojalá algún día me prestes tus alas!

Sé, que si vuelo contigo, veré el mundo con tus ojos.

Tocaré las flores con tus manos.

Me cobijaré en tu pecho.

Y seré feliz, al ver la felicidad pintada en tu rostro.

Amiga, guárdame un espacio en el balcón de tu corazón

Para ver la lluvia silenciosa, mientras amanece el sol de nuestra amistad.

Poeta Galáctico.

martes, 15 de septiembre de 2015

Cuando los peces susurren mi nombre



Para mi amiga Chantal
La arena envuelve mis pies con sus cristales salados.
Mar.
Peces.
Las olas.
Somos un solo ser que habita en los corales;
que duerme en el océano y se recuesta en la playa.
Quiero cabalgar sobre el lomo de las ballenas
y refrescarme en el surtidor de sus emociones.
Delfines dicharacheros se ríen conmigo,
de la tortuga veloz, del cachalote diminuto.
Anhelo desentrañar:
 los misterios del lecho marino
el enigma de las sirenas
los monstruos colosales
…Cuando recobré mi conciencia;
yo era parte del cardumen que migraba hacia océanos inexplorados
las medusas translúcidas que viajan en miríadas:  susurran mi nombre.
Ya es de noche, y carita de reloj
deja caer su luz en forma de cristales
sobre las aguas fugitivas
del mar errante
mientras los cetáceos
cantan mi nombre como una balada
que solo yo entiendo…
Poeta Galáctico

lunes, 4 de mayo de 2015

Es la física la ciencia


Presentamos a Eridani, un personaje que estamos diseñando para un cuento que presentaremos próximamente

Es la física la ciencia            
que estudia la realidad           
el tiempo, la gravedad:                                             
naturaleza en su esencia.                                         


I
Hoy me puse a meditar
con pensamiento profundo;
¿qué leyes mueven al mundo?
yo les quiero relatar:
Empiezo por resaltar
a aquellos que con sapiencia
investigaron la esencia
planteando nuevas teorías,
del tiempo y de la energía
es la física la ciencia.

II
Fue Newton el precursor
de la mecánica clásica
junto con la luz y la óptica
y el espectro de color,
luego Einstein sería el autor
de la relatividad
en donde es la gravedad
del cosmos, la curvatura.
Física es la ciencia pura
que estudia la realidad.

III
Es Hawking el paladín;
el móvil que se proyecta
en la proporción directa
del universo sin fin,
escudriñando el confín
en la singularidad
de la luz, la dualidad,
la partícula: el fotón,
la onda como radiación;
el tiempo, la gravedad.

IV
Del Creador, Albert decía
que no jugaba a los dados;
velocidad al cuadrado
por la masa es energía.
El Big Bang es la teoría
la cual hace referencia
al umbral de la existencia;
explosión desmedida,
la potencia de la vida:
naturaleza en su esencia.

Poeta Galáctico
                                                                               Juan Francisco Samaniego

lunes, 8 de diciembre de 2014

Esperando tu amor


Una niña palestina cerca de los escombros de edificios destruidos por el ejército israelí, cuando los palestinos regresaron a Beit Lahia para revisar sus casas y recoger las pertenencias que les quedaron durante un cese al fuego humanitario de 72 horas en Gaza, el 12 de agosto de 2014. (Fotografía por: Naamán Omar/Anadolu Agency/Getty Images) http://globalnews.ca/news/1505585/palestinians-mull-egyptian-proposal-for-gaza-truce/


Esperando tu amor.

Luego de la explosión: quedé sordo.
Te busqué por todas partes sin poder hallarte.
Solo quedaron:
muros carcomidos
paredes solas con sus ventanas mudas.

Bajo los escombros innumerables
encontré un amigo:
un oso de peluche
quien por querer aferrarse a la vida
había perdido un ojo
en aquella batalla descomunal.

Una mañana luego de tanto andar
llegué a un parque
donde encontré tu imagen
desgastada y repleta de cenizas
pero aún de pie
cargando un niño entre tus brazos
prodigándole el divino néctar de tus pechos...
sobre tus pies, dormido me quedé;
sueño que soy el niño aquel
a quien arrullas con tanto amor.

Durante la noche,
duermo recostado a una columna de un coliseo cercano,
donde llega a mis oídos apagados
aquella canción que siempre me cantabas.

Una tarde jugando en uno de los devastados edificios
se me resbaló mi amigo oso...
te quise tanto amigo mío,
y de tanto que te quise
jamás te puse un nombre;
y fue tanta mi tristeza
que el cielo de plomo
empezó a llorar,
y lloramos tanto
que inundamos las calles de soledad.

Cansado de llorar
llegué por enésima vez al parque
pero cuando quise abrazarme a tu estatua, ya no estabas más ahí...

Las últimas aves poetas que quedaban
se marcharon con sus versos al viento.

Esperé y esperé, recostado a la columna del coliseo devastado,
aquella canción que me llenaba de esperanza
y a punto de desfallecer por el hambre atroz que me aniquilaba,
me llegó el resplandor de tu mirada...
Tus cabellos de sol...
Me aferré de ti para no dejarte ir nunca más
y me llenaste con tu luz...
Me sacaste de aquella destruida ciudad.
Aquella fue la más hermosa de las madrugadas.
El paisaje se despojó de aquel manto gris y se vistió de colores.
El bosque encantado empezó a florecer.
Y ya seguros en un rincón apacible
me diste aquel regalo hermoso:
mi oso de peluche con sus ojos completos
mirando el universo.
FIN




Suo Gan
                                                       Canción de cuna galesa
Duerme sobre mi pecho...

Mi pequeño...
Son los brazos de madre

cobijándote con amor...
Haciéndote un nido cálido...

Para tu descanso...
Siente mi amor...

Por siempre nuevo...
El dolor no se acercara a ti mientras duermes...
El dolor pasará por siempre...
Hijo amado, siempre cuidare de ti...
Descansa tranquilo en los brazos de mamá...

No temas al sonido, es la brisa...
Son las hojas golpeando la puerta.
No temas al murmullo del mar...
Son olas solitarias limpiando la orilla...
Duerme cariño mío... duerme ya

que no hay nada que temer aquí,
Mientras descansas en mi pecho
Los ángeles sonríen...

no tengas miedo...
Que los ángeles sagrados...

te cuidarán...
 


 
 

Gracias a todos por sus valiosísimos comentarios, los mismos nos dan fuerzas para seguir adelante.

¡FELIZ DÍA DE LAS MADRES!


 

sábado, 30 de agosto de 2014

Ayer en Siria

dedicado a los niños que mueren o quedan mutilados en los conflictos de Oriente Medio

Ayer, el viento lloró
en los balcones de mi nostalgia.
Ayer, las olas buscaron consuelo
en la arena de mi soledad.
Ayer, las detonaciones
socavaron los cimientos de las montañas

Ayer, los raptores de la quintaesencia
robaron los colores del atardecer;
y el ocaso lívido
se desvaneció en el mar de plomo.   

Ayer, los ladrones de almas
envenenaron el aire
que horada mis entrañas hoy.

Aunque quiero respirar
mi pecho se estrecha
cada vez más.

Ayer, vacía quedó la bóveda
de mi corazón;
puedo caminar dentro de él
y sentir sus paredes mustias.

Ayer, todo lo que amaba
dejó de existir.
Ayer en Siria, el tiempo se cansó
de contar los minutos de mi alma,
y la dejé caer libremente hacia arriba
girando en espiral
entre el terciopelo cristalino de las nubes.
 

Mañana, cuando llegue al edén
le contaré al Maestro Yeshua Emmanuel
lo que ustedes me hicieron hoy…
Juan Francisco Samaniego

viernes, 21 de marzo de 2014

El bosque del corazón

  El Cocobolo (Dalbergia retusa)

Fuente: GENOVART, A (2012) "La Xeremia" In: <http://www.tourism-mallorca.com/xeremiers/04canyes/20sesfustes.html> Acceso: Mar, 21 de 2014

Luego de tanto andar
atravesando las montañas
cruzando los páramos
seca la garganta
sangrantes los pies...

Una ráfaga de brisa besó mis mejillas;
el río que se desliza entre murmullos
cierra mis heridas y refresca mi alma.

Lentamente me adentro en tus dominios
tapizados de hojarasca
y me encuentro con los soldados de madera
de corazón rojo como el vino
de cuerpos hercúleos
con sus copas en forma de esfera.
Las madreselvas que crecen innumerables
me envuelven y me elevan.
El concierto de las aves
inunda de paz el bosque milenario.

Fue tan curioso no escuchar
el bullicio de las urbes
y el crujir de las fábricas en su competencia desmedida
con sus nubes de carbono
que nunca el sol visita.

Ayer, cuando la estrella maternal
abrió sus ojos
salí a buscar al odio y al rencor
y jamás los encontré.

Decidí regresar a la copa de los árboles;
cobijado de enredaderas,
tus hojas crecen sobre mi piel.
Ya no necesito más libros:
porque puedo leer tus hojas
y escribir mis versos en tu corteza áspera y gris.

Hoy al caer la noche:
escuché el sonido metálico de las hachas al ser amoladas.
Ya se acerca la turba llena de antorchas...
Ya se acerca el leñador furtivo
desesperado por cercenar
el bosque del corazón,
los árboles de la vida,
y las raíces del alma.

Por favor bosque, huyamos a un lugar seguro
donde no nos alcancen los verdugos con sus guillotinas letales.

Mejor pídele al mar que te cubra
y que arrope tu lecho con sus corales,
que las madreselvas se conviertan en algas
y poder descansar eternamente
dentro de tu corazón
rojo como el vino.
Dedicado a los árboles de Cocobolo.

¡Feliz Día Mundial de la Poesía!

Poeta Galáctico