Seguidores

sábado, 14 de enero de 2017

Hubo una vez



Hubo una vez cuando el tiempo era perfecto,
cuando iba a la escuela,
a la escuela cristobalina,
con mis amigos del alma.

Cuando el tiempo era perfecto,
los recuerdos con ustedes;
mejor que la plata y el oro.

Eran tan perfectos
los días junto a mis camaradas;
tal parecía que el sol
se acostaba más tarde que de costumbre.

Junto a mis compañeros aprendí mis primeras letras,
a sumar alegrías,
a restar tristezas,
a tirar a la portería,
a batear roletas,
a aprender de astronomía,
a jugar a la guerra.

Eran tan perfectos aquellos días:
con tan solo dar tres pasos
llegaba a mi amado colegio...

quiero ver sus rostros cómplices
una vez más
y pintar nuestros corazones
con la témpera de la amistad.

Tan perfecto...

... que a veces me levanto...

... para ir otra vez a la escuela...

Era tan feliz...
     
                                 ...y no lo sabía.

Poeta Galáctico.




viernes, 2 de diciembre de 2016

Eres todo para mí



Hoy, en este bosque de abril
sobre la corteza de los árboles
empecé a escribir…
madre: tú eres mi sol,
           tú eres mi hogar.

Hoy, en este bosque de mayo
donde llora el ruiseñor
y la mariposa canta,
donde ríe el girasol
y la mañana se levanta,
en la corteza del árbol
empecé a redactar…
madre: tú eres mi sol
            tú eres mi hogar.

Si en mi barquito de papel
voy navegando en altamar:
yo jamás he de temer
porque tú eres mi mar.

Si se me hace tarde
y la noche se pone oscura:
yo jamás he de temer
porque tú eres mi luna.

Si algún día pierdo
mis diamantes,
toda mi plata y mi oro:
no me preocuparé ni un instante
porque tú eres mi tesoro.

Si queriendo descubrir
mundos desconocidos,
entre laberintos retorcidos
se desvanecen mis huellas:
yo jamás me he de perder
porque tú eres mi estrella.

Luego de vivir
todas estas aventuras:
llego a casa
y me abrazas con ternura.


¡Es tan inmenso tu amor!...


Madre, tú eres mi sol
mi luna, mi tesoro
mi estrella y mi hogar.

                                                   Poeta Galáctico.

 

lunes, 25 de abril de 2016

Anhelos




¡Arriba Cristobalinos!

Es extraño...

       ...en aquellos tiempos un día duraba una semana
       ...un día entero jugando a calabozos y dragones en el zaguán.

Mas hoy permanecen mudos los pasillos,

repletos de nuestras risas ausentes,

Corredores que guardan el eco de nuestros pasos.

Escaleras cómplices de nuestra alegría por aprender.

Maestros que nos guiaron por el sendero del bien

Balcones...
             ...testigos fieles de innumerables travesuras
Quise anotar un gol

             pero siempre había un gran cancerbero bajo los tres palos

Quise alcanzar la pelota

y me precipité al abismo

Quise correr por las calles;

pero ni siquiera sabía amarrarme los cordones

Quise tener jornadas épicas de juegos digitales

pero escapado de mis tutores

Quise ir a la tienda sin dinero

Mas un amigo fiel me compartía su merienda

Quise compartir con mis amigos

y cree un cuestionario de retóricas preguntas

Ayer quise crecer

pero terminé siendo la más pequeña del salón

Ayer quise volar

y hoy los cuido desde el cielo

Ayer las niñas eran los policías

Y los niños los ladrones

Y la cárcel los balcones

De donde nunca escapaba

Ayer quise estar sano para ir a la escuela

Y llegaron todos mis amigos a visitarme

Hoy quise estar con ustedes,

pero mi scrander no abrió sus alas.




                                                                       Poeta Galáctico