Seguidores

lunes, 25 de abril de 2016

Anhelos




¡Arriba Cristobalinos!

Es extraño...

       ...en aquellos tiempos un día duraba una semana
       ...un día entero jugando a calabozos y dragones en el zaguán.

Mas hoy permanecen mudos los pasillos,

repletos de nuestras risas ausentes,

Corredores que guardan el eco de nuestros pasos.

Escaleras cómplices de nuestra alegría por aprender.

Maestros que nos guiaron por el sendero del bien

Balcones...
             ...testigos fieles de innumerables travesuras
Quise anotar un gol

             pero siempre había un gran cancerbero bajo los tres palos

Quise alcanzar la pelota

y me precipité al abismo

Quise correr por las calles;

pero ni siquiera sabía amarrarme los cordones

Quise tener jornadas épicas de juegos digitales

pero escapado de mis tutores

Quise ir a la tienda sin dinero

Mas un amigo fiel me compartía su merienda

Quise compartir con mis amigos

y cree un cuestionario de retóricas preguntas

Ayer quise crecer

pero terminé siendo la más pequeña del salón

Ayer quise volar

y hoy los cuido desde el cielo

Ayer las niñas eran los policías

Y los niños los ladrones

Y la cárcel los balcones

De donde nunca escapaba

Ayer quise estar sano para ir a la escuela

Y llegaron todos mis amigos a visitarme

Hoy quise estar con ustedes,

pero mi scrander no abrió sus alas.




                                                                       Poeta Galáctico

sábado, 5 de marzo de 2016

Una cita con la infancia

dedicada a mis amigos cristobalinos
Amanece en el casco viejo;
¡cuántas cosas por aprender!
con mis amigos cristobalinos...

...luego de un instante, sin previo
aviso se bifurcaron nuestros caminos,
dejando atrás a mis camaradas del alma.

Ver a sus cómplices de la infancia;
era para el Mazinger una asignatura cristobalina pendiente.

Por eso hoy en esta alineación planetaria, el Galáctico, ha podido recibir:

                    sus abrazos fotónicos,
                    sus risas huracanadas,
                 y sus sonrisas escarlatas.

Espero que Edna,
la estrella más alta del salón nos siga irradiando con su luz,
en cualquier constelacion
donde se encuentre;
como decía la letra
de aquella hermosa canción
de la catequesis:
la amistad es una estrella
que puso Dios en el corazón
nunca olvides esa estrella
nunca cierres tu corazón.

Poeta Galáctico

martes, 24 de noviembre de 2015

Amiga



Amiga, gracias por el sol de tu amistad.

Hay quienes descienden al Seol sin conocer un solo amigo verdadero.

Pero la bondad infinita del Creador me ha permitido conocerte.

La vida es vida porque te he conocido.

Porque me cuentas tus cosas.

Me confías tus tesoros.

Me haces llorar.

Quiero que me hagas llorar…

                                            … como ayer.

Quiero que me abraces…

                                       …con tus brazos de nieve.

Con tu beso de luz…

Amiga, contágiame tu voluntad de hierro.

Amiga, sé que no puedes correr, pero puedes volar.

¡Ojalá algún día me prestes tus alas!

Sé, que si vuelo contigo, veré el mundo con tus ojos.

Tocaré las flores con tus manos.

Me cobijaré en tu pecho.

Y seré feliz, al ver la felicidad pintada en tu rostro.

Amiga, guárdame un espacio en el balcón de tu corazón

Para ver la lluvia silenciosa, mientras amanece el sol de nuestra amistad.

Poeta Galáctico.

martes, 15 de septiembre de 2015

Cuando los peces susurren mi nombre



Para mi amiga Chantal
La arena envuelve mis pies con sus cristales salados.
Mar.
Peces.
Las olas.
Somos un solo ser que habita en los corales;
que duerme en el océano y se recuesta en la playa.
Quiero cabalgar sobre el lomo de las ballenas
y refrescarme en el surtidor de sus emociones.
Delfines dicharacheros se ríen conmigo,
de la tortuga veloz, del cachalote diminuto.
Anhelo desentrañar:
 los misterios del lecho marino
el enigma de las sirenas
los monstruos colosales
…Cuando recobré mi conciencia;
yo era parte del cardumen que migraba hacia océanos inexplorados
las medusas translúcidas que viajan en miríadas:  susurran mi nombre.
Ya es de noche, y carita de reloj
deja caer su luz en forma de cristales
sobre las aguas fugitivas
del mar errante
mientras los cetáceos
cantan mi nombre como una balada
que solo yo entiendo…
Poeta Galáctico